Cuidado de cabello

I. Cuidados generales

El primer paso para la mejora del estado de nuestro pelo será evitar la aplicación de demasiados productos y dejar de utilizar productos de la industria cosmética y empezar a aplicarnos productos naturales y ecológicos.

1. Ayuda para la caspa

Si tienes una producción excesiva de caspa se puede deber a la aparición de un hongo epidérmico o sensibilidad de la piel.

En este caso puedes:

a. cepillar a diario tanto el pelo como el cuero cabelludo y no olvides a limpiar los cepillos después del uso así evitas contagiarte de nuevo con el hongo.

b. no pasas el secador muy caliente sobre el pelo ni el cuero cabelludo.

c. sustituye el champú por arcilla mineral ( sigue luego )

2. Ayuda para el pelo graso

La aparición de grasa en el cuero cabelludo es consecuencia de una producción excesiva de sebo. Los motivos pueden ser hormonales o cuidados habituales inadecuados.

¿ Que ayuda?

a. Realiza cepillados diarios para estimular la producción de células nuevas del cuero cabelludo. Puede ser que al principio se empeora la situación, pero a corto plazo se reduce la secreción de grasa.

b. No se lave el pelo con agua bastante caliente ni se lo seque tampoco con aire muy caliente.

c. Lávate el pelo regularmente con extractos de ortigas y menta.

3. Ayuda para el pelo seco

El pelo seco puede tener varias razones, las glándulas sebáceas no producen la grasa capilar necesaria, tu cuero cabelludo está deshidratado o los malos hábitos de cuidado y peinado pueden alterar el equilibrio natural del cabello.

¿Cómo evitarlo?

a. Lávate el pelo maximo dos veces la semana y evita el secador y plancha.

b. Hágase buen masaje al cuero cabelludo con aloe vera natural.

c. Hágase una vez a la semana mascarillas caseras para hidratar el pelo.

4. Ayuda para las puntas abiertas

Las melenas largas son las que más sufren el problema de las puntas abiertas, porque ya tienen unos años, se enredan y acaban por romperse.

¿Y qué hacer?

a. Cortarse regularmente las puntas.

b. Como prevención, cuide las puntas secas con productos especiales.

c. Utilice cepillos de pelo con cedras naturales para no romper el pelo.

II. Lavar el pelo

Hoy en día el lavado del pelo supone para muchas personas una simple rutina matutina mas del cuidado del cuerpo, junto con la ducha o el cepillado de los dientes.

¿Pero el lavado diario del cabello es realmente bueno para el cabello? En realidad ¡no! porque el cuero cabelludo sufre una carga innecesaria. Pues, ¿qué podemos hacer para mantener nuestro cabello bonito, limpio y saludable sin ponerle demasiada presión?

A continuación te mostramos que es posible con consejos básicos a conseguir la limpieza óptima de tu pelo sin perjudicarlo.

1. Peina y desenreda bien tu pelo antes de lavarlo.

2. Escurre el pelo antes de aplicar el champú. Te bastará con una dosis de producto del tamaño de una cereza o una nuez, depende de la longitud del pelo. Aplica el champú masajeando el cuero cabelludo.

3. Reparte la espuma desde las raíces hasta las puntas. Si tienes un pelo largo o has usado una mascarilla, aclara la espuma y enjabonate otra vez, pero ten en cuenta que la segunda vez, debes de usar menos champú, porque el pelo es casi limpio y se enjabona muy fácil.

4. Evita las montañas de champú.

5. El aclarado es tan importante como el lavado. Aclara muy bien la espuma, que no queden restos. Así evitaras que tu cuero cabelludo se irrite, que el pelo pierda volumen y se quede pegajoso.

6. Si tu pelo es corto, graso o por razones profesionales, deberías usar un champú suave y en cantidades moderadas.

7. Lavar el pelo con agua tibia  y nunca caliente, porque con la caliente el pelo se queda sin elasticidad, sin brillo y se rompe muy rápido.

III. El champú

Como ya todos sabemos los champús llevan muchas sustancias químicas, como silicona, parabenos, espumantes, plastificantes y más. Por eso es recomendable comprar se productos ecológicos, que llevan menos sustancias químicas. Seguro que los productos más suaves y ecológicos no tienen la misma capacidad de limpieza, pero son mucho mejor para nuestra salud y ambiente.En el principio puede parecer que el aspecto del pelo empeora, pero a la larga el efecto se revierte.  

1. Alternativas al champú

Muchas personas tienen alergias a los aditivos químicos que contienen los productos cosméticos, por eso vamos a enseñarte productos naturales y remedios caseros como buena alternativa del champús habituales.

a. Arcilla mineral

Preparar tu propio champú con arcilla mineral es una buena alternativa. Amasala con agua y aplicarla como si se tratara de un champú. Es perfecto para un pelo graso.No produce espuma pero el pelo queda muy limpio. Si tienes un pelo seco, añade a la mezcla 1 cucharada miel y 1 cucharada aceite de coco. Para que el pelo no quede demasiado seco después del lavado hay que mezclar 1l de agua y 200 ml de vinagre de manzana y aclarar el pelo con este liquido después del lavado.No es necesario enjuagar otra vez después.El pelo se queda muy brillante y no te preocupes, el olor del vinagre desaparece cuando el cabello está seco.

b. Champú de miel, yema de huevo y limón y aceite de oliva.

Mezcla la yema de huevo con una cucharada de aceite, otra de miel y el zumo de un limón. Date con ello un masaje en el cuero cabelludo y repártalo por todo el pelo. Déjalo actuar un ratito y luego aclárese a fondo. En este champú tampoco aparece espuma, pero el efecto es fantástico, sobre todo en cabellos secos.

c. Jabón natural

El jabón natural especial para el cabello está compuesto de aceites vegetales y una pequeña cantidad de ácidos grasos. El paso de un champú „normal“ a un jabón natural requiere cierto tiempo para que el pelo se acostumbre al cambio.Al principio parece que el pelo no tenga brillo, pero al cabo de unos cuantos lavados se habrá regenerado y presentará un nuevo aspecto vigoroso y brillante.

IV. Suavizantes y tratamientos

Los Suavizantes y tratamientos cuidan el pelo y protejen para que no parezca seco, áspero y quebradizo.

1. Suavizantes

El suavizante se puede utilizar después de cada lavado, pero debe dosificarse con moderación y aplicarse en toda la longitud del pelo y no sobre el cuero cabelludo. Déjalo actuar un rato y acláralo a fondo.

 2. Tratamientos

Los tratamientos o mascarillas actúan de forma más intensa que el suavizante y no deben superar el uso más de una vez por semana.

Si quiere cuidar su pelo, no tiene que recurrir  a productos de la industria cosmética, que son caros y llenos de sustancias químicas.

Por eso vamos a ver los productos alternativos, que son más baratos, naturales y tenemos casi siempre en nuestra cocina.

a. Aceites y alimentos para los pelos dañados, secos y sin fuerza

Los aceites muy buenos para el pelo son: aceite de oliva, aceite de almendra, aceite de coco y aceite de comino negro. El que elijas depende de ti. Es mejor si calientas un poco el aceite antes de aplicarlo, así actúa más intenso en el cabello.

Además puedes poner uno de los siguientes alimentos: plátano, aguacate, miel o yema de huevo. Puedes mezclar los productos que tienes actualmente en casa a tu gusto.

El plátano nutre el cabello dañado.  

El aguacate es bien para restaurar el cabello dañado.

La miel da el cabello vitaminas, enzimas y aminoácidos que necesita.

La yema de huevo contiene proteínas y grasas que sirven para humectar naturalmente, mientras que la clara de huevo aporta enzimas y quita el exceso de oleosidad (perfecto quienes tienen pelo graso).

En cualquier caso lo debes dejar 20 minutos y enjuagar con agua fría. Luego, lava con champú y acondicionador como de costumbre.

b. Arcilla blanca y té verde para el pelo graso

Para el pelo graso también puedes  mezclar tres cucharadas de arcilla blanca con un poco de agua tibia hasta que se forme una pasta. Deja reposar durante algunos minutos y luego aplica en las raíces durante 20 minutos, después lava tu pelo como lo haces habitualmente.

Otro alimento para el pelo graso es el té verde.Vierte 2 cucharadas de té verde en 250 ml de agua caliente, déjalo reposar unos 10 minutos y lávate el pelo con el líquido.

c. Vinagre y ortigas para el brillo

Si tu pelo está opaco, prueba con el vinagre:

Mezcla 3 cucharadas de vinagre y ½ litro de agua tibia y enjuáguese el pelo. No te preocupes por el fuerte olor del vinagre. Una vez seco, tu cabello dejará de oler.

Otra opción son las ortigas, porque aumentan el volumen y dan brillo al pelo. Prepara una decocción con 2 puñados de ortigas frescas o secas y ½ litro de agua hirviendo. Retira del fuego y déjala reposar 3 horas. Cuele el líquido y enjuáguese el pelo.

Y no olvides la belleza de fuera, empieza por dentro 🙂

El cepillado del cabello

Aunque la gente no lo crea, el cepillado del cabello es de las cosas más importantes para tener un cabello sano y fuerte. Por eso, en este post, os daremos unos trucos sobre el cepillado.

Cepilla y peina

Masaje del cuero cabelludo

Para que el pelo luzca teniendo sano, voluminoso y con ese brillo natural que a todas nos gusta, es importante darle un masajito a nuestro cuero cabelludo. Cepillar el pelo estimula la circulación de la sangre y eso ayuda a que el pelo crezca. Masajear el cuero cabelludo con el cepillo hace que este actúe de exfoliante:  Elimina la caspa, cabello muerto etc… y eso hace que se vaya “renovando” constantemente.

Cepillado correcto

El primer paso para cepillar correctamente el pelo es coger bien el mango del cepillo de manera de que se pueda someter la presión necesaria sobre las cedras.

Primero, al cepillar el pelo hay que empezar por abajo, es decir, cojemos un trozo de la parte de abjo, la peinamos, otro trozo más arriba, lo peinamos, y así hasta llegar a las puntas Y UNA VEZ HEMOS LLEGADO A LAS PUNTAS cepillamos como lo haríamos normalmente (de arriba ha abajo).

El cepillo adecuado

Al igual que la piel, para el cabello es mucho mejor lo natural así que la mejor opcion en cepillos es, con el cuerpo de madera (preferiblemente bambú) y las cerdas de jabalí. Las cerdas tienen que tener diferentes tamaños, y estas han de ser lo suficientemente separadas para que el pelo pueda pasar.

El peine adecuado

El peine es imprescindible para el pelo mojado, sobre todo si es rizado. Eso sí, al igual que los cepillos, el peine tiene que estar hecho con cosas naturales. Un buen peine está hecho de madera natural o de asta, y con las púas bien separadas.

Información extra

Los cepillos de pelo, al igual que este mismo, necesita cuidados y se tienen que limpiar con frecuencia, mejor si es cada vez que te cepillas. Lo único que tienes que hacer que con cualquier peine que tengas le quitas los pelos que tenga enganchado. Y ya está.

Esperamos que esta publicación os haya servido y os haya gustado mucho.

Hasta la próxima :))