Tipos de piel

Saber que tipo de piel tienes:

Es importante saber qué tipo de piel tienes para saber que productos escoger, porque una mascarilla que le va genial a tu amiga a ti puede que no te vaya tan bien.

1. Piel normal:

La piel normal no suele provocar problemas, unas horas después de limpiarla genera un sutil brillo. Normalmente a una piel normal no le suelen salir granos ni espinillas.

2. Piel mixta:

Tener una piel mixta es tener unas partes de la cara grasosas generalmente la frente, la nariz y la barbilla pero junto a ellas hay partes secas. En las zonas secas no se suelen presentar imperfecciones, pero se puede agrietar y descamarse.

3. Piel grasa:

La piel grasa se caracteriza por presentar poros grandes y espinillas oscuras. También suele mostrar granos y un brillo excesivo en la zona T (frente, nariz y barbilla). Lo bueno es que no tiene arrugas por sequedad.

4. Piel seca o muy seca:

Si tocas una piel seca notarás que está agrietada, eso es lo que las caracteriza. Si tienes este tipo de piel después de limpiarla experimentaras una sensación de tensión que disminuye al aplicar crema. La piel seca puede descamarse y presentar arrugas prematuras a causa de la sequedad. Al tener poros pequeños no suele mostrar granos o espinillas. Con la edad las mujeres pueden pasar a tener una piel seca. Si no se hace lo correcto con este tipo de piel puede convertirse en una piel sensible.

5. Piel sensible o alérgica:

Este tipo de piel presenta rojeces sobre todo en la boca y se ven afectadas negativamente a los cambios climáticos, el aire seco de la calefacción o al frío extremo. Además, ante algunas sustancias reacciona con irritaciones.

Siguiente…